Los diseños de las galletas, ahora, pueden ser ilimitados. Con la implementación del fondant y la glasa real se pueden hacer auténticas obras de arte. Ya no sólo se comen las clásicas galletas de vainilla, limón o chocolate. Ahora, las galletas decoradas tienen su hueco. Con ellas, el único límite es tu imaginación.

Galletas Decoradas con Fondant y Glasa Real

Ingredientes:

Para la masa de las galletas:

  • 250 gr de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 125 gr de azúcar glas
  • 1 huevo
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 480 gr de harina
  • 15 gr extra de harina

Para la glasa real o royal icing:

  • 70 gr de claras de huevo pasteurizadas
  • 400 gr de azúcar glas
  • 1 cucharadita de jugo o zumo de limón
  • Colorantes comestibles en gel

Cómo hacer galletas decoradas: Elaboración de la masa

  1. En el bol de la batidora, añade la mantequilla y el azúcar glas previamente tamizada. Bate a velocidad baja hasta que ambos ingredientes se integren.
  2. Incorpora la yema y la vainilla. Bate un minuto más.
  3. Agrega la harina previamente tamizada. Bate hasta que la masa se empiece a pegar a la pala de la batidora.
  4. Espolvorea un poco de harina sobre la superficie de trabajo. Vierte la masa en ella. Amásala un poco con las manos y forma una bola. Déjala reposar en la mesa diez minutos. Cumplido este tiempo, corta la masa en dos. Extiende una mitad sobre un papel de hornear. Coloca otro trozo de papel de horno encima y extiéndela con un rodillo, de adentro hacia afuera, hasta darle 5 mm de grosor.
  5. Lleva la masa a la nevera durante una hora. Este paso es muy importante porque cuando uses un corta pasta, el corte será perfecto.
  6. Precalienta el horno a 180º C.
  7. Retira la masa de la nevera. Córtala con el molde que prefieras. Colócala sobre la bandeja del horno con papel de hornear.
  8. Cocínalas a horno medio con calor arriba y abajo a 180 º C durante 10 minutos o hasta que los bordes estén dorados.
  9. Retíralas, déjalas enfriar (a ser posible sobre una rejilla) y resérvalas para decorarlas.

Cómo hacer glasa real o royal icing: Elaboración

  1. Bate las claras de huevo con batidora eléctrica. Cuando empiecen a levantar, añade el zumo de limón, bate un poco más hasta que las claras monten bien y agrega el azúcar glas cucharada a cucharada sin dejar de batir. El resultado debe ser una glasa espesa. Ideal para perfilar o delinear. Es recomendable usar una boquilla del nº 2.
  2. Separa la mezcla del paso anterior en recipientes más pequeños. Agrega el colorante que más prefieras. Remueve y añádelo a una manga pastelera. Repite este paso hasta que agotes la mezcla y utiliza los colores que quieras según sea tu diseño.
  3. La glasa para el relleno se hace utilizando la mezcla anterior y agregándole una cucharadita de agua. Bátela un poco y resérvala. Esta glasa se puede introducir en biberones para su posterior uso.

Cómo decorar galletas con glasa real o royal icing

  1. Usa la glasa para perfilar o delinear para los bordes de la galleta. Cuando termines espera 10 minutos hasta que se seque un poco.
  2. Usa la glasa de relleno con el color que hayas escogido. Extiende la glasa. Para llevarla a los bordes ayúdate con un alfiler o aguja. Si salen burbujas, pínchalas con el alfiler.
  3. Cuando hayas terminado tu galleta, déjala reposar unas horas hasta que la glasa quede bien durita. A ser posible, déjala secar de un día para otro. A partir de aquí, puedes escribir sobre las galletas con un trozo de chocolate o usando un rotulador con tinta comestible.

Mira la receta en vídeo

¿Más recetas de galletas? Mira las de abajo:

Resumen
recipe image
Nombre de la receta
Galletas Decoradas
Nombre del autor
Publicado en
Puntuación media
51star1star1star1star1star Based on 3 Review(s)
[Total:1    Promedio:5/5]