Si llegaste hasta aquí eres uno de los nuestros. ¡Te encantan las galletas! No te conformas con las típicas elaboraciones dulces industriales que hay en los supermercados y, por eso, decides hacerlas tú mism@ en el pequeño obrador de tu casa: la cocina.




Las galletas que MÁS GUSTAN a nuestros lectores

¿Qué encontrarás aquí?

La más amplia información sobre los distintos tipos de galletas que hay y las mejores recetas para que puedas hacerlas paso a paso, sin complicaciones y rápidamente (porque sabemos que prefieres invertir más tiempo en saborearlas que en hacerlas).

Los fanáticos de las galletas, como tú y nosotros, necesitábamos un sitio como este: exclusivo de galletas y de las que más se buscan a diario en Internet. Elaboraciones sencillas y para todos los gustos.

Historia de las galletas

Es un término que proviene del francés “galette”. Es una elaboración alimentaria pequeña y plana, dulce o salada y horneada. Su textura debe ser ligeramente rugosa y crujiente.

Sus ingredientes principales o básicos son harina, azúcar, huevos, aceite y/o mantequilla. Lo fantástico de este alimento es que puedes añadirle otros ingredientes y hacerla a tu gusto. Por ejemplo, uvas pasas, avena, gotitas de chocolate, nueces o semillas.

Afortunadamente, hoy por hoy, estas cookies puedes hacerla de diferentes formas, sabores y tamaño aunque siempre debes tener en cuenta que su grosor sea de 1 cm.

Las galletas en sus inicios más primitivos

Todo comenzó hace muchos años atrás cuando los marineros egipcios necesitaban para sus travesías, alimentos que fuesen fáciles de guardar, de transportar, nutritivos y que se conservasen durante mucho tiempo. 

Gracias a la incorporación de los cereales procesados y la harina estos marineros encontraron una fuente de alimento más segura. Aprendieron a cocinar los cereales y la harina y con ella obtuvieron pan llamado pastel Dhourra. Los romanos, por su parte, tenían una galleta que la llamaban Buccellum. Éstos la solían acompañar con miel y un poco de pimienta.

La galleta era el alimento estrella en 1588

Los primeros panaderos de la época vieron la necesidad de reconvertir la receta original, y su proceso de cocción, en otra que hiciera que las galletas se pudieran conservar mejor y durante más tiempo. Así, consiguieron un producto duro y seco. Si se guardaba correctamente durante su transporte, las flotas podrían sobrevivir con esta comida durante varios años.

¿Cómo se cocinaban para que duraran tanto tiempo?

Los marineros y las tropas permanecían varios meses fuera de sus casas. Para garantizar que durante este período lo que se llevaban de comida les aguantara en buenas condiciones, los panaderos cocinaban la galleta cuatro veces en el horno en lugar de dos.

Para comer esta galleta súper horneada, la acompañaban con café o la sumergían en salmuera.

Galletas caseras VS alimentos enlatados

Para la Marina Real Británica, en 1588, las galletas continuaron siendo un alimento básico que no les podía faltar hasta que aparecieron los productos alimenticios en lata. Lo primero en comenzar a venderse fue la carne de vaca en lata.

[Total:22    Promedio:4.7/5]